Blog

Los sitios web ya no son lo que solían ser

Hace apenas algunos años, las empresas y personas solían enorgullecerse bastante por su sitio web, tomando en cuenta que no todos tenían uno y que su costo era un poco elevado, haciéndolo algo que no estaba disponible para todos.

A día de hoy, en plena era de la información, crear un sitio web es relativamente sencillo, basta con realizar una pequeña búsqueda en Google para encontrar cientos de herramientas que te permiten “crearlo”, ¡sin saber absolutamente nada de programación!. Suena genial, ¿verdad?

Sin embargo, aunque existen herramientas para crear tu propio sitio web que brindan muy buenos resultados, esto es solo la punta del iceberg. Usualmente pensamos en un website lindo, que tenga colores, imágenes y un montón de información sobre nuestra empresa y los productos y servicios que vendemos, pero, ¿realmente es esto lo que necesitan nuestros clientes? Lamento decepcionarte: esto no es lo que buscan en un sitio web al que ingresan buscando un producto o servicio.

Tiempo de permanencia, tasa de rebote, flujo de comportamiento, etc. Todos esos nombres son métricas que debemos seguir de cerca si queremos conocer la efectividad de nuestro sitio web.

En estos tiempos la forma de comprar de las personas ha cambiado drásticamente y si tomamos en cuenta los cambios repentinos provocados por la pandemia del covid-19 nos encontraremos con que pasamos de visitar tiendas y oficinas a buscar y comprar todo en la web, así, de la noche a la mañana. Aquí es donde entra el diseño web, ya no basta tener un montón de colores bonitos, textos bien justificados e imágenes de gran calidad “regadas” por todos lados.

El tiempo de permanencia promedio de un visitante en un sitio web es de 40 segundos, sí, lo leíste bien. ¿Esos 40 segundos son suficientes para que el visitante se enamore de tu producto o servicio?. La respuesta, en la gran mayoría de los casos es: NO.

El usuario debe crear un vínculo con el contenido de tu sitio web, que le invite a quedarse por más tiempo y por consiguiente a comprar tus productos o contratar tus servicios. Nuestro gerente de comunicación y diseño siempre dice lo siguiente: “puedes estar feliz con el diseño de tu sitio web, pero no necesariamente tiene que enamorarte a tí. ¡Tiene que enamorar a tus clientes!” Y sí que tiene razón. Todo sitio web debe ser una herramienta que apoye la labor de ventas de tu empresa, además, claro está, de ser la ventana al mundo de lo que haces.

Entonces, dicho esto surge otra pregunta: ¿el diseño de tu sitio web enamora a tus clientes? – te lo dejo de tarea.

Si la respuesta a la última pregunta es “no” claramente debes cambiar ese diseño y aquí es donde entran los profesionales, hay que considerar desde la edad hasta el género de tus clientes potenciales a la hora de crear el UI (User Interface) y el UX (User Experience) de tu nuevo sitio web, esto influirá directamente en la posición de los botones, los colores, las imágenes y hasta la longitud y posición de los textos que publiques; todo con el fin de crear ese vínculo tan especial entre el visitante y tu empresa.

¡Es hora de hacer un cambio que realmente ayude a tu empresa a vender más! Y para ello, cuentas con nosotros =)